Dos culturas y la misma ilusión por un proyecto

Lilian Ole Pere, esposa del líder Maasai en Kenia, es la encargada de supervisar la producción de todas las mujeres que trabajan con las pieles de Pikolinos. Ella forma, aconseja y guía a cientos de mujeres en todo el Maasai Mara.

Por su parte en España Leonor Villalba cose cada pieza de piel con su máquina de aparar para dar forma al producto final revisando la calidad de cada puntada y admirando la dedicación de cada pieza procedente del Maasai Mara.

Estas dos mujeres unidas por un mismo proyecto desde dos realidades diferentes, debían conocerse y compartir sus trabajos, sus visiones y sus experiencias.

Fue así como Leonor viajó a Kenia, invadida por los nervios y con la ilusión de poner cara a sus lejanas compañeras de equipo cuya vía de producción es la inmensidad de la sabana y el tintineo de sus adornos, la melodía de cada puntada.

Allí convivió con una cultura muy diferente a la suya, rodeada de la naturaleza más pura. Cambió las máquinas de aparar por la precisión de sus dedos y el sonido de las máquinas por las canciones maasai. Con estas vivencias regresó a España con ganas de recibir a Lilian en su hogar y enseñarle cómo sus creaciones cobran forma de sandalia.

De esta manera Lilian, por primera vez en su vida, salió del Mara. Subió a un avión con destino a España, con una mezcla de miedo, emoción y entusiasmo, pero con muchas ganas de aprender, de descubrir nuevos lugares.

En el Centro de Producción de Pikolinos siguió atenta cada paso de fabricación, fue partícipe de los controles de calidad y se impresionó con todos los sistemas informáticos que hoy en día facilitan el trabajo en occidente.

Con estos conocimientos, regresó al Mara para contar en primera persona cómo nace la colección de sandalias más delicada y especial de Pikolinos.

La unión de dos mundos y la mezcla de dos culturas bajo un mismo proyecto se refleja en las miradas de dos mujeres, representantes de todo un equipo, que permiten a Pikolinos sentir gran orgullo por un proyecto que traspasa fronteras.